Culiacán, 6 días después.

Culiacán, 6 días después.

A seis días de los acontecimientos, hago 10 preguntas sobre el caso Culiacán.

¿Qué pasó?

¿Quién tomó la decisión de dejar libre a Ovidio Guzmán?

¿Se salvaron vidas?

¿Qué mensaje se manda a los narcotraficantes?

¿Qué mensaje se manda al mundo?

¿El crimen organizado es más poderoso que el Estado Mexicano?

¿Se sometió el gobierno?

¿El Gobierno negocia con grupos delincuenciales?

¿Quién manda en México?

¿Porqué lo hicieron tan mal?

Estas preguntas y muchas otras, nos hemos planteado muchos mexicanos con respecto a los acontecimientos que hace 6 días en Culiacán, Sinaloa, conocimos en tiempo real por las redes sociales y que nos impactaron fuertemente.

Los lamentables hechos permitieron ver la incapacidad del gobierno para enfrentar uno de los grandes problemas que lamentablemente padecemos los mexicanos, el empoderamiento de bandas delincuenciales y  cárteles del narcotráfico.

El Estado mexicano dio marcha atrás en su operativo para detener a uno de los principales capos de una organización criminal y se ordenó su liberación.

Al margen de que el gobierno y sus voceros han sido capaces de explicarlo, hay una verdad incontrovertible, el Presidente López Obrador sabía como estaba el país cuando tomó posesión del encargo y afirmó, que el sí iba a resolver el problema de la inseguridad, el narcotráfico y de las bandas delincuenciales.

¿Culpar al Ex Presidente Calderón, acusándolo de haber iniciado la guerra contra el narco, realmente es la justificación que los mexicanos estamos esperando?

¿Calificar como una decisión tomada por un “humanista” contribuye a contener o a potenciar este tipo de actos intimidatorios y fuera de la ley?

Álvaro Cueva, en un extraordinario artículo se pregunta que hubiera pasado si Estados Unidos hubiera dejado escapar a Osama Bin Laden, autor intelectual del ataque terrorista del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York, con el mismo argumento de que “fue para no poner en riesgo más vidas”.

Por su parte, el canciller mexicano declaró que se salvaron mas de doscientas vidas con la decisión tomada. Como podría saber cuantas vidas se pusieron a salvo, si lo que quedó en evidencia fue que el operativo no tuvo una planeación estratégica.

El hecho de ordenar la liberación de un delincuente, por sí mismo puede ser constitutivo de delito, al violar el artículo 150 del Código Penal Federal por permitir la evasión de detenidos, y el artículo 275 del Código de justicia militar por incumplir con sus obligaciones para actuar contra la delincuencia organizada.

Por eso, el PAN presentó una denuncia ante la fiscalía general de la república contra quien resulte responsable.

Mientras tanto, la Presidenta de Morena promueve un discurso que descalifica a quien no está de acuerdo con esa decisión, afirmando que no se tiene derecho a opinar o criticar.

Pero existen encuestas levantadas a nivel nacional, como la del Gabinete de Comunicación Estratégica, que ante la pregunta de si se está o no de acuerdo en la liberación del hijo del chapo, la respuesta por el desacuerdo es del 54%, mientras que sólo el 34% está a favor.

Al final, siendo el problema mas serio que ha enfrentado este gobierno, lo que parece tener mas impacto es la trivialización de los acontecimientos a través de memes, chistes, corridos de apología al chapito y hasta 38 nuevos Ovídios que fueron presentados en el registro civil de Culiacán durante el fin de semana.

Compartir

Humberto Aguilar Coronado

Politólogo y Master en Negociación por la UC3 de Madrid, España.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Avatar
    Sergio Arias Bárcenas

    Mejor explicado y analizado, Nunca, y en efecto, se demostró o mejor dicho, el Cartel demostró “musculo” y evidenció al Estado, como quitarle un dulce a un niño.Pobre de México, tan lejos de Dios, tan cerca de EE.UU, y desgobernados por “lopitos”, Saludos Tigre !!!.

Deja una respuesta