No saben que no saben

No saben que no saben

Hace algunos años, a raíz de la publicación de un artículo de opinión en The Economist, que se titulaba: “El Pantano mexicano” y que llevaba como subtítulo “El Presidente no entiende que no entiende”, se popularizó la expresión: “No entienden que no entienden”, que hacía alusión a la falta de responsabilidad del gabinete del Presidente Peña Nieto y de él mismo, en temas como la inseguridad, pero sobre todo, en los temas de altísima corrupción y conflicto de intereses, como el escandaloso caso de la casa blanca de la esposa del entonces Presidente y el muy conocido caso de la estafa maestra, nombre que se le dio a una investigación periodística del portal “Animal político”, encabezado por el periodista Daniel Moreno y conocida así, por la forma en que se desviaban los recursos públicos a través de diversas empresas e instituciones, inexistentes las primeras y que no otorgaban el servicio las segundas.

Los dos temas, la falta de resultados en materia de seguridad y la muy alta percepción de corrupción en el gobierno, fueron la materia principal del discurso del candidato presidencial de Morena.

Pasados los años y ya con un nuevo gobierno y Presidente, en lo que se ha dado en llamar la 4T, no sólo se ha notado una falta de responsabilidad del gabinete, sino también de él mismo, en materias que deberían ser tratadas con una alta responsabilidad y profesionalismo técnico y político.

La cancelación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, con el único argumento de que todo a su alrededor olía a corrupción, sin pensar ni proyectar que iba a salir más cara su cancelación que su puesta en marcha; la terca insistencia en la construcción de un nuevo aeropuerto en una zona en la que los que le saben al tema aeropuertario, han declarado la inviablidad técnica para su construcción, al margen de que no se habían percatado que estaba un cerro a la mitad del escenario; el inicio de la construcción del tren maya sin tener el proyecto terminado, ni los permisos necesarios para iniciarlo de acuerdo a la normatividad existente; la muestra de que no se tiene claridad en el modelo económico que se pretende instaurar, al grado de haber renunciado el responsable de la política económica de éste país por no estar de acuerdo en ello; la cancelación de los apoyos a las estancia infantiles y el rechazo a la recomendación emitida por la CNDH en ésta materia, respecto a posibles violaciones a los derechos de trabajadores y beneficiarios; la amenaza constante a los periodistas y medios de comunicación que “no se portan bien con el Presidente” y para terminar, querer colgarse medallas que no se obtuvieron por los apoyos de la CONADE, cuya titular, Ana Gabriela Guevara, días antes de que saliera la delegación mexicana a los juegos panamericanos que se celebraron en Lima, Perú, declarara que la falta de preparación de los atletas se iba a reflejar en los pocos triunfos que se iban a obtener en las competencias.

Sorpresa!!! Los atletas mexicanos obtuvieron el mayor número de medallas (136), que una delegación mexicana haya obtenido en juegos panamericanos, y en el colmo del descaro, la dirigente de CONADE le entrega al Presidente una medalla por el “supuesto” apoyo a los deportistas.

Lo que no sabía Ana Gabriela Guevara, es que uno de los deportistas que ganaron medalla en Perú, Guillermo Ruíz Tomé, afirmaría en la sede del Senado de la República que esas medallas, no fueron obtenidas por el apoyo que les brindo CONADE, ni la cuarta transformación y ningún partido político, el deportista afirmó que es el resultado del esfuerzo de las familias, de los patrocinadores y de los deportistas que dan todo día a día, sin el apoyo de los gobiernos.

La conclusión es clara, los buenos resultados se dan gracias a la preparación en muchos años de trabajo.

Eso debería de ver el gobierno actual y su Presidente, los grandes logros obtenidos durante tantos años de trabajo, para no echar abajo lo ya construido y conquistado.

Así como se acusó a Peña Nieto en su momento, hoy podríamos afirmar que en la 4T, “No saben que no saben”.

Compartir

Humberto Aguilar Coronado

Politólogo y Master en Negociación por la UC3 de Madrid, España.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Avatar
    Miguel Eduardo Galicia Anaya

    Muy oportuno y preciso comentario.saludos al famoso.tigre.

Deja una respuesta